Hormigón Pulido

El hormigón pulido es un tratamiento superficial del hormigón, mediante fratasado y pulimentado mecánico, incorporándole una capa de rodadura (sílice, pigmento, etc.)

Es un pavimento que reúne varias ventajas: la resistencia a todo tipo de usos, una amplia gama de colores, un suelo de gran durabilidad, fácil limpieza y mantenimiento.

Muy práctico e ideal para naves industriales, cocheras, garajes, paseos, calles, aceras. De rápida ejecución y gran aprovechamiento.

Pero el hormigón pulido no se destina únicamente a fábricas, zonas industriales, etc., también es utilizado en viviendas, chalets, oficinas, tiendas, restaurantes y centros comerciales.

Con altísimas prestaciones está muy considerado por arquitectos y decoradores